POST DE LA SEMANA – “Cocina de Resistencia”: 10 trucos a tener en cuenta

¡Estrenamos sección! En la sección “Post de la semana” escribiré una entrada semanal sobre algún tema relacionado con la alimentación o estilo de vida que me apetezca y siempre desde mi punto de vista y opinión personal. Empezamos..

Durante la cuarentena, una de las mayores preocupaciones que tenemos en mente es el tema de la comida: ¿dónde comprar? ¿y si no tienen lo que necesito? ¿cuánto tiempo tendré que esperar en la calle? ¿quedará algo cuando consiga entrar? ¿y qué cocino, y cómo? ¿cómo aprovechar los alimentos al máximo? Todos estos pensamientos son normales, pero no tenemos que agobiarnos, al fin y al cabo, estamos todos igual, y tenemos que tener una mente abierta, ser solidarios y evitar frustrarnos. No serviría de nada y nos haría estar peor durante el confinamiento. Por eso he pensado en 10 trucos a tener en cuenta para que (al menos en el ámbito de la comida) se nos haga más llevadero.

1. Antes de ir a comprar, deberíamos mirar en la nevera y hacer una lista de lo que necesitamos. Ya sé que es algo que, en general, todos hacemos de una manera más o menos general. Sin embargo, en estos momentos en que no es seguro que vayamos a encontrar de todo en el supermercado, es importante ser aún más específicos y tener claro lo que necesitamos, lo que nos gustaría comprar y las opciones en caso de que no haya. En la categoría de lo que necesitamos, entraría aquello que fuese imprescindible, alimentos o productos que estén siempre en nuestra casa y que se nos haga muy difícil estar sin ellos. En mi caso, por ejemplo, sería la leche – en casa tomamos mucha, y no falta nunca ni en estos días. En la siguiente categoría, aquello que nos gustaría comprar, añadiríamos los productos que de normal pondríamos en la lista de la compra, aquello que nos falta en casa y que normalmente tenemos en la nevera. Finalmente, escribiremos las opciones que podrían sustituir a los productos de la categoría anterior. Así, si no encontramos los productos que queríamos no nos frustraremos, porque habremos traído a casa otros también elegidos por nosotros.

woman s hand using a pen noting on notepad
Photo by Kaboompics .com on Pexels.com

2. Ser considerados con lo que compramos. Ya sé que mucha gente va a por todas, pero creo que deberíamos tener algo de consciencia social y evitar comprar los 5 paquetes de macarrones que quedan en el estante por si acaso. Es muy tentador, pero no creo que sea momento de ser egoístas y acaparar con todo. Comprar lo necesario, quizás un poquito más en cuanto a conservas y productos no perecederos por si los llegamos a necesitar. Si no, ya los tenemos. Pero no comprar 50 de los mismo cada vez que vamos al súper. Ser previsores sí, acaparadores no. POR CIERTO, usemos siempre protección para ir a comprar. No solamente por nosotros, sino también para evitar contagiar a aquellos más débiles.

woman in face mask shopping in supermarket
Photo by Anna Shvets on Pexels.com

3. Bien, ya tenemos los alimentos en casa. Los colocamos, ¿y ahora qué? Tendremos que pensar en maneras de utilizar la comida para aprovecharla al máximo. Y aquí tenemos varias opciones. La primera, si estamos acostumbrados a cocinar, podemos ir improvisando cada día según nos apetezca una cosa u otra, porque ya tenemos práctica y las medidas tomadas para cada comida. Si, por el contrario, no estamos acostumbrados a cocinar para cada día, una buena idea es hacernos un plan de comidas. No tiene que ser de una semana entera, pero en base a lo que tengamos, podemos prepararnos un plan para 2 o 3 días, y viendo lo que hemos gastado, hacernos un plan para los siguientes días. De esta manera, no desaprovecharemos comida y sabremos en todo momento qué necesitamos comprar. También podemos organizarnos un plan de comidas, aunque cocinemos a diario, pero ya teniendo la práctica, quizás podemos preparar un plan semanal.

blue ceramic plate with meal plan blocks
Photo by Vegan Liftz on Pexels.com

4. ¡Cocina de aprovechamiento! Muy importante, de un plato puede salir otro. Por ejemplo, ¿hemos descongelado una bandeja de pollo para comer, pero no la hemos terminado? Por la noche podemos hacernos una ensalada césar. O bien, ¿hemos preparado unas verduritas al horno y nos han sobrado unas pocas (no suficientes para otro plato)? Podemos saltearlas con unas setas o gambas al día siguiente, y preparar una ensalada de acompañamiento. Todo son opciones, lo importante es no desaprovechar nada de comida.

photo of man holding pan
Photo by Tanya Gorelova on Pexels.com

5. Ten en cuenta la caducidad de los alimentos. Lógicamente, no es necesario comer todo lo fresco de una atacada y terminar tomando sopitas de sobre o latas de atún. Pero sí es importante tener en mente la caducidad de cada producto que compramos y cómo podemos combinarlo para seguir un orden y aprovecharlo al máximo.

aroma aromatic assortment bottles
Photo by Pixabay on Pexels.com

6. En ese contexto, una muy buena opción es cocinar y congelar. Si no, nos podemos encontrar con que tenemos mucho producto fresco a consumir en pocos días y, al final, se nos puede estropear. Así, si por ejemplo, hemos comprado una bolsa de zanahorias y no vamos a cocinarlas de una vez, ¿por qué no preparar una crema de zanahoria y congelar una parte? ¿Tenemos mucha verdura fresca y no vamos a tomarla toda? La preparamos de una manera sencilla (para que sea más versátil y acompañe mejor otros platos al descongelar) y congelamos. Por ejemplo, hervida o al horno. Por supuesto, congelaremos toda aquella carne/ pescado que no vayamos a tomar enseguida.

person holding a tong
Photo by Daria Shevtsova on Pexels.com

7. ¡Ser creativos! Al principio del post hablábamos de hacernos listas de la comprar. Pues bien, si no hemos encontrado aquello que queríamos… vamos a combinar los productos que tenemos para hacer nuevos platos. Por ejemplo, las verduras son fáciles de combinar entre sí, una ensalada puede llevar algo de fruta si no tenemos “suficiente” para ponerle, o el queso también puede sustituirse uno a otro. Todos estos cambios nos ayudarán a descubrir nuevos sabores y texturas, ¡que al final nos encantarán!

green and red sliced vegetables in white ceramic bowl
Photo by Vo Thuy Tien on Pexels.com

8. Los horarios también son importantes a la hora de aprovechar la comida. Todos hacemos desayuno, almuerzo y cena, pero ¿y los picoteos entre medias? Estando en casa es MUY fácil que piquemos entre horas. No digo que esté mal, cada uno pasa la cuarentena como mejor puede, pero si no llevamos un orden, acabaremos tomando aquello que habíamos reservado para una cena ligera o nos quedaremos sin ese queso que tanto nos gusta (y que nos costó encontrar) antes de tiempo. Es mejor que junto a los horarios de comidas principales añadamos el snack de media mañana y la merienda, para así tener controlado lo que vamos a gastar en esos momentos.

black smartphone beside coffee mug in shallow focus lens
Photo by freestocks.org on Pexels.com

9. Comidas que alimenten. Sí. Pensar en comidas nutritivas y que nos aporten lo que nuestro cuerpo necesita. Además, muchos de nosotros estamos siguiendo clases online de gimnasia (fitness o yoga, por ejemplo) y, no nos engañemos, trabajar desde casa también conlleva un desgaste. Así que… es importante que preparemos comidas sanas para seguir una buena alimentación. Eso sí, nunca está de más tener algo de “cheat meal” para un día que no nos apetezca hacer nada. Aquella pizza congelada que nos encanta… siempre está bien tenerla.

sharing cherry tomatoes
Photo by fauxels on Pexels.com

10. Keep calm & enjoy the food. Disfrutad de los alimentos y de las comidas. Disfrutad de las nuevas combinaciones que hagáis. No os ofusquéis en que no había de esto o aquello. Al final, un buen plato de pasta, un filete con unas patatas o ensalada, o un plato de verduras al horno son siempre apetecibles y no nos cuesta trabajo prepararlo. Por el contrario, si os habéis atrevido a probar algo nuevo, ¡fantástico! Seguro que está buenísimo. Podéis mirar las recetas del blog por si os apetece hacer alguna. ¿Qué nos falta? De vez en cuando una copita de vino, no sienta nada mal con la comida.

one cheese pizza
Photo by kei photo on Pexels.com

Pensad que todos los consejos anteriores… ¡los podemos poner en práctica incluso cuando todo esto haya pasado! Si tenéis alguna duda o si queréis algún consejo, ¡podéis mandarme un mensaje sin problema al email o por redes sociales!

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s